Nathalie Aguayo: "No es fácil ser mamá, profesora, emprendedora y corredora"


Tengo fotos corriendo desde el año 2009, en estos casi 11 años he corrido de manera intermitente, conciliando trabajo, estudios, maternidad y un sin fin de roles que son autoimpuestos e impuestos por la sociedad.

Soy mujer y madre de dos niñas, una de 7 años y otra de 1 año 8 meses. Desde diciembre del 2017 he estado en entrenamiento constante, tuve un embarazo de por medio y me entrené con el profesor David Díaz durante toda la gestación de Helena y eso me permitió retomar rápidamente después del parto y a eso se sumaron mis amigos que prácticamente no me dejaron tener puerperio y a los 30 días me tenían subiendo un cerro. Seguí corriendo sin coach, a puro instinto hasta que llegué a RCW.


Conocí a la Vale porque entrenó a mi mejor amigo y fui testigo en primera fila de su forma de entrenar, de lo preocupada que era y cómo la mezcla con la disciplina propia de una persona hacen que brille y se supere en cada semana... En mayo de este año me diagnosticaron Covid y cuando estaba recuperada sentí que debía darle orden a mi vida en todo sentido y me contacté con la Vale y le dije sin rodeos “ quiero que me entrenes “ y listo, así partimos... lo primero fueron entrenamientos indoor de resistencia física que me tenían caminando a penas, sufría en cada sesión , era frustrante, pero no me ganaría y así cada día fue mejorando mi condición física y se disfrutaba esa hora 3 veces por semana con las chicas del "Team Fucsia".


Por esencia soy bien matea, la Vale me envía los entrenamientos los días Lunes y yo con una paciencia infinita me siento y escribo cada una de las sesiones en mi bitácora amada, y visualizo donde haré cada una , estimo en qué horario y quién cuidará a las niñas.

Trabajo como profesora y tengo que estar conectada al pc muchas horas al día, además, debo acompañar a mi hija en sus clases virtuales y sumar a una guagua que camina por la vida descubriendo el mundo que en este escenario pandémico no es más que el departamento. No conforme con mi trabajo y demás, tengo junto a mis amigos un emprendimiento maravilloso llamado Alma de Runner @almaderunner emprendimiento que también requiere de tiempo, atención y responsabilidad. La clave es organizarse, respetar los tiempos, y no frustrase si algo no sale como se planificó.


Para lograr cumplir el plan , si o si debo sentarme con papel y lápiz y organizar mi semana en todos los frentes, debo pedir ayuda a mi mamá o hermana para que cuiden a las niñas, tengo la fortuna que vivimos muy cerca (a esta altura ya no se cuestionan cuando llego con las niñas colgando) , los fines de semanas son sagrados y durante las mañanas no existo en mi rol de madre, salgo a correr muy temprano con mi equipo Alma de Runner... mis hijas quedan al cuidado de su papá y de verdad son momentos que disfruto por la tranquilidad de que están pasándolo increíble y que no me extrañaran en lo absoluto.


No es fácil ser mamá, profesora, emprendedora y corredora, si no eres organizada difícilmente puedes lograr un entrenamiento, pero los imposibles no existen, es cosa de querer hacerlo. Soy una afortunada porque siempre tengo personas que me ayudan, acompañan o contienen cuando el colapso del día a día se hace presente, los entrenamientos siempre comienzan con un “éxito que te vaya bien” y terminan con un “como te fue ??? “ y si no es así yo envuelta en mi ansiedad me encargo que las personas sepan cómo me fue y reclamo cuando me toca andar sola corriendo por la vida. Sentir que tienes equipo con tus amigos, lo hace más fácil siempre y aprovecho de agradecerles ser parte de mi vida y les ofrezco las disculpa cuando el día a día me gana y soy una molestia.

La Vale es una coach extraordinaria, ella sabe que tengo más ganas que talento, pero siempre me ha demostrado que su confianza en mi trabajo es real, yo confío plenamente en sus directrices, ella manda y yo lo hago. Es clave confiar en tu entrenador, ser transparente, verbalizar lo que vas sintiendo y la forma en que el entrenamiento se incorpora, lo importante es pasarlo bien.


Yo ahora entreno sin muchas metas concretas, pero doy todo de mi, para que llegue el día en que pueda correr libre en una competencia y pueda sorprenderme de mis propios avances.


En un futuro quizás correr un maratón, no tengo la fortaleza mental para eso aún, mientras, preparo el cuerpo para que se vaya adaptando y cuando llegue ese segundo perfecto y mi mente-corazón diga “ Es Ahora” el cuerpo no se sorprenda.

Y cómo siempre repito #seguimos siempre seguimos, un día a la vez.


Por: Nathalie Aguayo nathalie.aguayo Mamá/Profe & Runner



67 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook - Running Coach
  • Instagram - Running Coach

© 2020 RUNNING COACH WOMEN